Las primarias de IU a las elecciones europeas de 2019, una caricatura de participación.

Una caricatura de participación. Así es como Izquierda Abierta (IzAb) califica el proceso interno en el que Izquierda Unida (IU) ha convertido sus primarias a las próximas Elecciones Europeas.

En un momento de profunda debilidad, sin un análisis riguroso ajustado a los tiempos que vive Europa y entregada a la estrategia de otros, IU afronta un proceso de primarias débil, con una única lista de candidatas y candidatos. Lo demuestra, además, el hecho de que no ha garantizado ni la federalidad, ni la pluralidad de la organización, a la vez que ha sido incapaz de aprovechar el momento para impulsar una amplia participación entre sus afiliados/as y simpatizantes.

 


Por todo ello, IzAb considera que la dirección de IU, que es de facto la del Partido Comunista de España (PCE), consuma su estrategia de secuestro de IU para entregar los restos del naufragio de la organización a Podemos.


IU es una fuerza política invisibilizada desde hace años, que simplemente cumple con un trámite estatutario, despreciando la diversidad interna y mostrándose débil en un momento importantísimo para Europa, en un proceso de confluencia con Podemos y Equo donde su proyecto aparecerá claramente ninguneado. Ni siquiera se conocen los términos del programa electoral de la confluencia o los criterios acordados para la conformación definitiva de la lista conjunta. Todo es opaco, pero la hoja de ruta de la disolución es clara.


En este contexto, IzAb, que desde hace meses viene sufriendo la limitación y persecución interna dentro de IU, considera que el momento político, desde la izquierda, requiere más que nunca de procesos integradores, plurales y participativos para el análisis y las propuestas. Estos procesos, si no se dan en el seno de IU, con el marco encorsetado de sus confluencias, deberán darse en otros espacios a los que IzAb no renuncia y de los que formará parte activa.


IzAb considera que hacer frente a los retos sociales y democráticos de la UE ante el avance de los fascismos debe ser una prioridad para el conjunto de la izquierda alternativa, apostando por una Europa social y democrática en la perspectiva de una integración supranacional al servicio de la ciudadanía.
Izquierda Abierta no comparte los discursos que aluden a la idea del repliegue nacional y, en algunos casos, incluyen la perspectiva de una salida de Europa desde algunos sectores de la izquierda, pues sólo aportan confusión y banalizan la estrategia última de la extrema derecha para acabar con la UE.

 

 

Gaspar Llamazares

  

Montserrat Muñoz

  

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo