Izquierda Abierta ante el 8 de marzo.

Siempre juntas, siempre fuertes, siempre feministas.
Las mujeres (y también los hombres) de Izquierda Abierta queremos incidir este 8 de marzo en las necesidades que venimos reclamando tiempo atrás y que cada vez se hacen más urgentes. Empezando por el hecho de que la violencia machista se aborde como una Cuestión de Estado ya. Porque a las mujeres nos están asesinando, independientemente de nuestro nivel económico, cultural, o social, de nuestra raza, de nuestro credo religioso…

Seguimos siendo las víctimas de un persistente patriarcado. Sólo será una Cuestión de Estado viable si cuenta con el consenso y compromiso de todas las fuerzas políticas y es capaz de integrar las reclamaciones históricas y actuales del movimiento feminista.
Nunca han sido buenos tiempos para las mujeres y últimamente parece que lejos de mejorar, nuestra situación empeora. Somos las más afectadas por la pobreza, consecuencia de esa desigualdad laboral (tanto en lo salarial, como en las posibilidades de ascenso profesional) y esa perpetuación en nuestros roles de madres, cuidadoras, amas de casa, etc.

En lo que va de 2017, 25 mujeres han sido asesinadas a manos de hombres, parejas, ex parejas, siempre conocidos. Ha sido el peor inicio de año desde que se existen registros de violencia machista. Pero es que esta epidemia se ha llevado por delante a más de 1.000 mujeres sólo en la última década en nuestro país. Aún peor es conocer otras cifras que no invitan al optimismo tampoco al mirar hacia fuera, pues constatan que los países más avanzados en igualdad registran las tasas de violencia hacia las mujeres más altas de la UE. Dinamarca, Finlandia y Suecia son ejemplos paradigmáticos. Y qué decir de EEUU, donde un misógino como Donald Trump encabeza el Gobierno de la primera potencia mundial. O de Rusia, cuya ley despenaliza el maltrato y criminaliza la diversidad sexual.
Este 8 de marzo desde Izquierda Abierta queremos expresar y/o exigir:
-Que vemos necesario que se consensúe y ponga en marcha cuanto antes el anhelado Pacto de Estado contra la violencia machista como primer paso en la concepción de las violencias machistas como una CUESTIÓN DE ESTADO.
-Nuestro apoyo a las compañeras que desde el pasado 9 de febrero sostienen una huelga de hambre en la madrileña Puerta del Sol exigiendo medidas urgentes para frenar los asesinatos.
-Que se invierta en políticas de igualdad y en un nuevo modelo de Estado que haga cumplir los derechos de las mujeres, hoy indefensas ante la violencia estructural y transversal. Nadie puede decidir por las mujeres sobre su cuerpo (tampoco por las de 16 a 18 años), sobre sus derechos sexuales y reproductivos. Ese nuevo modelo de Estado tiene que equipararlas a los hombres frente a la dominación actual. Las mujeres deben poder ejercer su libertad en todos los ámbitos y estar amparadas de facto por los mismos derechos que los hombres. En definitiva, que se aplique la Ley de Igualdad. La dotación de recursos contra el machismo ha de empezar por la educación en las aulas desde la primera etapa de Infantil. Hay que implantar un currículo escolar que visibilice a las mujeres, a las que la historia también ha silenciado. Debe fomentarse una educación en la diversidad, afectiva y sexual libre de estereotipos patriarcales y normativos.
-Que se depongan las políticas neoliberales y de recortes que han afectado especialmente a las mujeres. Que se reforme el mercado de trabajo de forma que la condición sexual no sea motivo de discriminación. Que se apueste de forma inequívoca por la corresponsabilidad y la conciliación de hombres y mujeres. Las mujeres tienen los peores trabajos, peor pagados, ilegales, precarios… En consecuencia, también las peores pensiones. Y se las considera dadoras de cuidados emocionales y físicos, asumiendo tareas que deberían ser afrontados por el Estado y otras administraciones como algo que nos concierne a todos como sociedad.
-Apoyamos al movimiento feminista mundial en su lucha por la igualdad entre mujeres y hombres. Denunciamos todo trato vejatorio y discriminatorio hacia mujeres, toda persecución, criminalización y abuso. En definitiva, todas las violencias machistas.
-Defendemos la diversidad sexual y de género y exigimos reacción ante las agresiones lesbófobas, tránsfobas y homófobas.
-Pedimos que se defienda a las mujeres migrantes, víctimas de trata y de todo tipo de abusos sexuales. Exigimos para ellas garantía de acogida y medidas de protección.
-Felicitamos y nos sumamos al conjunto del movimiento feminista que en todo el Estado lucha contra el machismo, raíz de todos los problemas. Y suscribimos su petición de políticas feministas, no “feminizadas” por el patriarcado.
Por todo lo anterior, IzAB apoya, participa y anima a participar en la convocatoria del Paro Internacional de Mujeres. Un llamamiento a parar y visibilizarlo con brazaletes morados. Paro en los cuidados, paro en las tareas domésticas, paro en los centros de estudio, paro en los centros de trabajo. De 12 a 12:30 horas, pararemos.
Asimismo, las gentes de IzAb asistiremos y animamos a asistir a las diferentes manifestaciones convocadas en todos territorios por el movimiento feminista.
Siempre juntas, siempre fuertes, siempre feministas.
I

Siempre juntas, siempre fuertes, siempre feministas.
IzAb ante el 8 de Marzo
Las mujeres (y también los hombres) de Izquierda Abierta queremos incidir este 8 de marzo en las necesidades que venimos reclamando tiempo atrás y que cada vez se hacen más urgentes. Empezando por el hecho de que la violencia machista se aborde como una Cuestión de Estado ya. Porque a las mujeres nos están asesinando, independientemente de nuestro nivel económico, cultural, o social, de nuestra raza, de nuestro credo religioso… Seguimos siendo las víctimas de un persistente patriarcado. Sólo será una Cuestión de Estado viable si cuenta con el consenso y compromiso de todas las fuerzas políticas y es capaz de integrar las reclamaciones históricas y actuales del movimiento feminista.
Nunca han sido buenos tiempos para las mujeres y últimamente parece que lejos de mejorar, nuestra situación empeora. Somos las más afectadas por la pobreza, consecuencia de esa desigualdad laboral (tanto en lo salarial, como en las posibilidades de ascenso profesional) y esa perpetuación en nuestros roles de madres, cuidadoras, amas de casa, etc.
En lo que va de 2017, 25 mujeres han sido asesinadas a manos de hombres, parejas, ex parejas, siempre conocidos. Ha sido el peor inicio de año desde que se existen registros de violencia machista. Pero es que esta epidemia se ha llevado por delante a más de 1.000 mujeres sólo en la última década en nuestro país. Aún peor es conocer otras cifras que no invitan al optimismo tampoco al mirar hacia fuera, pues constatan que los países más avanzados en igualdad registran las tasas de violencia hacia las mujeres más altas de la UE. Dinamarca, Finlandia y Suecia son ejemplos paradigmáticos. Y qué decir de EEUU, donde un misógino como Donald Trump encabeza el Gobierno de la primera potencia mundial. O de Rusia, cuya ley despenaliza el maltrato y criminaliza la diversidad sexual.
Este 8 de marzo desde Izquierda Abierta queremos expresar y/o exigir:
-Que vemos necesario que se consensúe y ponga en marcha cuanto antes el anhelado Pacto de Estado contra la violencia machista como primer paso en la concepción de las violencias machistas como una CUESTIÓN DE ESTADO.
-Nuestro apoyo a las compañeras que desde el pasado 9 de febrero sostienen una huelga de hambre en la madrileña Puerta del Sol exigiendo medidas urgentes para frenar los asesinatos.
-Que se invierta en políticas de igualdad y en un nuevo modelo de Estado que haga cumplir los derechos de las mujeres, hoy indefensas ante la violencia estructural y transversal. Nadie puede decidir por las mujeres sobre su cuerpo (tampoco por las de 16 a 18 años), sobre sus derechos sexuales y reproductivos. Ese nuevo modelo de Estado tiene que equipararlas a los hombres frente a la dominación actual. Las mujeres deben poder ejercer su libertad en todos los ámbitos y estar amparadas de facto por los mismos derechos que los hombres. En definitiva, que se aplique la Ley de Igualdad. La dotación de recursos contra el machismo ha de empezar por la educación en las aulas desde la primera etapa de Infantil. Hay que implantar un currículo escolar que visibilice a las mujeres, a las que la historia también ha silenciado. Debe fomentarse una educación en la diversidad, afectiva y sexual libre de estereotipos patriarcales y normativos.
-Que se depongan las políticas neoliberales y de recortes que han afectado especialmente a las mujeres. Que se reforme el mercado de trabajo de forma que la condición sexual no sea motivo de discriminación. Que se apueste de forma inequívoca por la corresponsabilidad y la conciliación de hombres y mujeres. Las mujeres tienen los peores trabajos, peor pagados, ilegales, precarios… En consecuencia, también las peores pensiones. Y se las considera dadoras de cuidados emocionales y físicos, asumiendo tareas que deberían ser afrontados por el Estado y otras administraciones como algo que nos concierne a todos como sociedad.
-Apoyamos al movimiento feminista mundial en su lucha por la igualdad entre mujeres y hombres. Denunciamos todo trato vejatorio y discriminatorio hacia mujeres, toda persecución, criminalización y abuso. En definitiva, todas las violencias machistas.
-Defendemos la diversidad sexual y de género y exigimos reacción ante las agresiones lesbófobas, tránsfobas y homófobas.
-Pedimos que se defienda a las mujeres migrantes, víctimas de trata y de todo tipo de abusos sexuales. Exigimos para ellas garantía de acogida y medidas de protección.
-Felicitamos y nos sumamos al conjunto del movimiento feminista que en todo el Estado lucha contra el machismo, raíz de todos los problemas. Y suscribimos su petición de políticas feministas, no “feminizadas” por el patriarcado.
Por todo lo anterior, IzAB apoya, participa y anima a participar en la convocatoria del Paro Internacional de Mujeres. Un llamamiento a parar y visibilizarlo con brazaletes morados. Paro en los cuidados, paro en las tareas domésticas, paro en los centros de estudio, paro en los centros de trabajo. De 12 a 12:30 horas, pararemos.
Asimismo, las gentes de IzAb asistiremos y animamos a asistir a las diferentes manifestaciones convocadas en todos territorios por el movimiento feminista.
Siempre juntas, siempre fuertes, siempre feministas.

IzAb opina

Almudena Grandes
Luis García Montero
Teresa Aranguren
Pedro Chaves
Tasio Oliver
Carlos Berzosa

Gaspar Llamazares

 

Montserrat Muñoz

Acceso usuarios

 

 

Domingo 4 de junio. Truekeeeeeeeee

 

Vídeos de la presentación de Actúa

 

 

 

¡Atención! Esta web o alguno de sus componente usan cookies. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso Saber más

Acepto