IzAb propone un gobierno antiPP que apueste por unos mínimos en regeneración democrática y restitución de derechos sociales.

Si el Partido Popular con su victoria electoral no logra formar gobierno, Izquierda Abierta (IzAb) considera posible poner en primer plano una iniciativa regeneradora capaz de superar la resignación y la frustración por los resultados del 26J.

Aún conscientes de su complejidad para salir adelante por una probable renuncia del PSOE, desde IzAb entendemos que es imprescindible el mero hecho de proponerla y hablarla, tanto con sectores sociales como políticos.

Plantearse pasar a la guerra de posiciones es dar por perdida esta batalla, sobre todo cuando no está claro si este periodo de negociaciones terminará en investidura o en unas nada deseadas terceras elecciones. 

Tras las reflexiones post 26J y tal y como se están sucediendo los acontecimientos, IzAb ha valorado que es mucho más responsable una propuesta alternativa de mínimos, nos lleve a nuevas elecciones o a un gobierno del PP en precario (el partido más votado, pero también el más vetado), que derivar en cualquiera de las dos situaciones por mera impotencia o, peor aún, por sectarismo. Lamentamos que los números no den para un gobierno de izquierdas que permitiese eliminar todas las políticas que nos han sumido en esta situación precaria y de desprotección social, pero es posible al menos un gobierno que frene su desarrollo hasta las máximas consecuencias: un gobierno anti PP que restituya derechos perdidos, previo paso a ese gobierno de un marcado perfil de izquierdas por el que hay que seguir trabajando y que pasa, necesariamente, por la confluencia real del mayor número de fuerzas que compartan objetivos comunes.


El papel de las izquierdas y de Izquierda Unida.

Respecto a las fuerzas que representamos la izquierda alternativa, el resultado electoral no puede ser una excusa para pasar facturas ni un nuevo argumento para la desafección. Si lo que ha fallado es la política, y así firmemente lo creemos (aparte de la coalición en frío y la campaña que han sido solo malos sucedáneos), hay que corregir lo fundamental ya, y a medio plazo lo importante: no acertar con otra política implicaría frustración y desmovilización. Se trata de superar la propaganda y los gestos con estrategia y táctica.


Precisamente, ahí creemos que está la principal aportación de Izquierda Unida, la de su cultura política. IzAb cree que debería ser IU la que contribuya desde su ámbito a la confluencia, en particular a la social y cultural (cada vez se está dando mayor coincidencia entre sectores sociales y referentes culturales), al tiempo que a superar las debilidades y contradicciones de la coalición en frío. Una vez situados en la política, será tiempo también de desarrollar la coalición como tal. Desarrollar el polo de la izquierda con pluralidad, federalidad y vinculación a la movilización social se corresponde con la identidad de IU y todo ello serviría para dar contenido y calor a la confluencia.

 

La página de Izquierda Abierta_Madrid

 

 

 

IzAb opina

Almudena Grandes
Luis García Montero
Teresa Aranguren
Pedro Chaves
Tasio Oliver
Carlos Berzosa

Gaspar Llamazares

 

Montserrat Muñoz

Acceso usuarios

 

 

El caso: Dos crímenes por semana.

Sábado 25 de marzo 19,00 h. en El foro

 

Un documental sobre la revista que contaba España como ninguna otra lo hizo.

Con más verdad, más profesionalidad y mejor estilo que la mayoría de las más prestigiosas.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Izquierda Abierta y CC.OO

 

 

 

¡Atención! Esta web o alguno de sus componente usan cookies. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso Saber más

Acepto