Consideraciones de IzAb sobre la Asamblea de IU y el proceso electoral.

Desde Izquierda Abierta queremos compartir algunas consideraciones en relación con la XI Asamblea Federal de IU, así como con el proceso electoral que apunta a reeditarse:
1.- Tanto PSOE como PODEMOS han demostrado su incapacidad para formar un gobierno de progreso que permitiera echar del poder a un PP rancio y corrupto que ha destrozado las esperanzas de millones de personas.

2.- El proceso de un supuesto acuerdo a cuatro que IU propició en su momento ha desvelado que tanto la vieja guardia oligárquica del PSOE -encabezada por Susana Díaz y Felipe González- como las divisiones internas de PODEMOS -entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón- han propiciado la pérdida de una oportunidad histórica para desplazar las política neoliberales de la derecha. Esto pone en tela de juicio tanto a la “vieja” como a la “nueva” política.
3.- La falta de voluntad política por parte de ambos partidos llamados a encabezar el cambio, el PSOE por su carácter conservador en lo económico, y PODEMOS por su obsesión por controlar los poderes del Estado exigiendo la gestión de determinados ministerios, han condenado la esperanza de cambio a una nueva cita electoral.
4.- Dicha cita con las urnas es una nueva oportunidad para que la sociedad española apueste por políticas y presupuestos de izquierdas, e IU debe ajustarse a la responsabilidad histórica que le corresponde en la atención de los problemas de la ciudadanía. En un momento, además, en el que las encuestas apuntan a una recuperación significativa de nuestra organización. Por ello deberíamos priorizar una más que previsible campaña electoral, aprovechando el viento a favor de nuestras políticas, frente a la celebración paralela de la XI Asamblea Federal.
5.- No entendemos que una parte de IU, con el candidato a la Presidencia del Gobierno a la cabeza, insista en el mantenimiento de la agenda de la XI Asamblea Federal de IU y urja al resto de la misma, cuando está planteándola en clave de confrontación y división internas (buenos-malos; muchos-pocos) y se deciden en ella cambios de trascendencia para el futuro de nuestra organización y de la izquierda en este país. Nos parece una auténtica locura. Consideramos que es el tiempo de la propuesta política de izquierdas que encarnamos para unos mejores resultados electorales que ayuden a la ciudadanía, tiempo en el que se le dé voz y parte a la militancia y no el de la escenificación de una supuesta brecha política interna, que no se entendería ni por parte de la sociedad española, ni por parte de la militancia.
Las discrepancias de cualquier índole, y especialmente con el candidato, no son compatibles con una campaña electoral que vaya en favor de sus propuestas, proyección y figura. No sería positivo para IU, ni hacia el exterior ni hacia lo interno: Manejaría un debate organizativo como división interna, acallaría voces críticas y laminaría la pluralidad por no perjudicar la campaña electoral de IU. Además, limitaría la participación de las candidaturas alternativas. ¿Alguien duda de que nuestro candidato es Alberto Garzón? Nosotras no, pero un escenario así llevaría a que nos lo cuestionaran.
6.- Toda esta situación, sumada al ya de por sí complejo y novedoso proceso asambleario, sin las suficientes garantías en clave de consulta de censos, huella digital, acceso a la fiscalización de la herramienta, o con la negativa a poder presentar listas abiertas y desbloqueadas, votar por sufragio universal a una coportavocía (hombre-mujer) y separar la elección de los mismos del de la dirección (para evitar personalísimo y presidencialismo), nos lleva a considerar que es un error deliberado mantener la celebración de la XI Asamblea Federal de IU en un contexto de campaña electoral.
Creemos, por el contrario, que sí es hora de consultar a la militancia. Hay tiempo y motivos para celebrar un referéndum. Primero, para saber si es conveniente mantener una asamblea en estas circunstancias de trabajo. Segundo, para consultar la opinión sobre la política de convergencias que debemos mantener en el escenario preelectoral.
Si como parece, se confirma la convocatoria electoral, el debate de documentos de la XI Asamblea debe sustituirse por el debate orgánico y programático sobre posibles confluencias, la estrategia y las condiciones de las mismas respetando la federalidad de IU, además de sobre cómo organizar la decisión de la militancia en último término. Debate al que además estamos obligados si continúa adelante el proceso asambleario (Art. 65 de Estatutos IU1).

Artículo 65. Funciones de la Asamblea Federal
Son funciones de la Asamblea Federal:
a. Aprobar el Programa electoral estatal y el programa europeo. La aprobación de programas electorales se realizará en la Asamblea Federal cuando su celebración coincida con las fechas de convocatoria de elecciones. En los demás casos serán aprobados por el Consejo Político Federal.
b. Analizar y decidir sobre el informe de gestión, que deberá ser presentado por la Presidencia Federal.
c. Establecer y desarrollar la federalidad de I.U. y los elementos organizativos que correspondan.
d. Establecer la estrategia, línea política, organizativa y de alianzas en el conjunto del Estado.

IzAb opina

Almudena Grandes
Luis García Montero
Teresa Aranguren
Pedro Chaves
Tasio Oliver
Carlos Berzosa

Gaspar Llamazares

 

Montserrat Muñoz

Acceso usuarios

 

 

Domingo 4 de junio. Truekeeeeeeeee

 

Vídeos de la presentación de Actúa

 

 

 

¡Atención! Esta web o alguno de sus componente usan cookies. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso Saber más

Acepto